El 2009, un año 'Na'vi' y 'bastardo'


El 2009 se ha terminado, y nos ha dejado un buen puñado de películas. En lo que a mi respecta ha sido un año correcto, donde el estreno de ‘Avatar’ (James Cameron, 2009) ha generado una de las mayores expectaciones en mucho tiempo y donde la continuación de la ‘Saga Crepúsculo’, iniciada por Catherine Hardwicke el año pasado, a manos de Chris Weitz con ‘Luna Nueva’ fue la comidilla de la prensa especializada.

Y como no, es hora de hacer un retrospectivo y entrar a valorar las películas que este ya difunto 2009 nos ha dejado. Esta relación de filmes muestra los que bajo mi opinión son los 10 imprescindibles de este último año:

1 - Avatar (James Cameron)
2 - Malditos Bastardos (Quentin Tarantino)
3 - El curioso caso de Benjamin Button (David Fincher)
4 - El secreto de sus ojos (Juan José Campanella)
5 - Slumdog Millionaire (Danny Boyle, Loveleen Tandan)
6 - El luchador (Darren Aronofsky)
7 - (500) Días juntos (Marc Webb)
8 - Donde viven los monstruos (Spike Jonze)
9 - Si la cosa funciona (Woody Allen)
10 - Ágora (Alejandro Amenábar)

Lo último de Cameron y Tarantino encabeza mi lista, coincidiendo casualmente con que son los dos largometrajes que he esperado con más interés. Son dos películas exponencialmente diferentes, siendo la primera de ellas un despliegue de efectos especiales con un marcado discurso en pro de la naturaleza y juzgando la tendencia destructiva que poseemos los pertenecientes a la raza humana y la segunda una maravillosa historia al más puro estilo Tarantiniano narrada y filmada con mano maestra que nos muestra la particular revisión del realizador de Knoxville de la Segunda Guerra Mundial.



Les sigue muy de cerca la multinominada a los premios de la academia, pero que solo se hizo con 3 estatuillas, ‘El curioso caso de Benjamin Button’, de David Fincher, que tiene en su haber filmes de culto como ‘El club de la lucha’, ‘Seven’, o las más recientes ‘La habitación del pánico’ o ‘Zodiac’. En este caso, Fincher adapta el relato de F. Scott Fitzgerald con acierto, dejándonos una maravillosa historia protagonizada por Brad Pitt y Cate Blanchett.

En el numero 4 nos encontramos con ‘El secreto de sus ojos’, una fascinante mezcla de thriller, drama, terror e historia de amor firmada por Juan José Campanella, realizador de películas como ‘El hijo de la novia’ y algunos episodios de la serie de televisión ‘House’. Esta cinta nos devuelve la fe en el Film Noir, un género que hoy en día no aporta nada nuevo. Rodada con espíritu clásico y formalismos de época, nos envuelve durante dos inolvidables horas en un trepidante viaje con parada en la Conciencia, el Amor, el Remordimiento y la Venganza.

Dos brillantes cintas se pelean entre los puestos 5 y 6. En el número 5 tenemos la ganadora de 8 estatuillas ‘Slumdog Millionaire’ (que co-dirige la olvidada Loveleen Tandan), en la que un Danny Boyle en muy buena forma moldea un guión de Simon Beaufoy (con el que repetirá en su nuevo proyecto '127 hours') para convertirlo en un canto a la casualidad en una atmosfera que ya trabajó hace 14 años en su ‘Trainspotting’. La sigue de cerca el ultimo trabajo de Darren Aronofsky, ‘El Luchador’, que nos regala una estupenda actuación del hasta hace poco caído en desgracia Mickey Rourke, que se debería haber llevado el Oscar al mejor actor. Esta vez Aronofsky abandona sus ambientes opresivos de drogas y caos para ponernos en pantalla un recital que aboga por la familia y el afán de superación con la excusa de un luchador pasado de moda que ya nadie recuerda.

De cerca les siguen dos trabajos mucho más alternativos. La genial ‘(500) días juntos’ se manifiesta como el trabajo sorpresa de la temporada. Marc Webb se introduce en el mundo del celuloide con esta historia de no-amor indie, que comienza diciéndonos ya como termina (y con una muy personal diatriba del director) pero en ningún momento del filme el hecho de que sepamos el final hace que perdamos interés. A solo un puesto esta la tercera obra de Spike Jonze, ‘Donde viven los monstruos’, que disfrazada de cuento infantil, nos relata paso a paso una maravillosa historia sobre la soledad. El señor Jonze adaptó al cine el cuento de Maurice Sendak titulado ‘Where the wild things are’ (titulo original de la cinta) con mucha valentía y esmero, pues era muy fácil que todo resultara un vulgar filme de consumir y olvidar.


Cierran mi Top10 particular el último largometraje de Woody Allen y la controvertida ‘Ágora’ de Alejandro Amenábar. En el caso del primero, aunque muchos críticos la tratan como un tropiezo en la filmografía del de New York, ‘Si la cosa funciona’ ofrece un divertimento sarcástico y ácido tal y como nos tiene acostumbrados este realizador, y aunque obviamente no alcanza a obras maestras de su extensa carrera como realizador, guionista y actor como ‘Manhattan’, si recupera ese espíritu hipocondríaco y obsesivo que había abandonado en ‘Match Point’ que tanto nos gusta a los seguidores del genio Neoyorquino. Y en el puesto 10, cerrando este ranking, tenemos a Alejandro Amenábar y su visión del mito de Hypatia. Ríos de tinta han corrido acerca de esta infravalorada cinta, que nos regala hermosas escenas y magnificas interpretaciones, funcionando a un ritmo pausado sin altibajos y rodada con elegancia y profesionalidad.

Termino de esta manera mi valoración personal sobre este pasado 2009, y concluyo que, aunque ha sido un año donde hemos visto nuestras carteleras plagadas de productos simples y sin contenido, hay que quedarse con lo bueno, y yo prefiero recordar este año como el año en que me emocioné con ‘Avatar’ y me reí con ‘Malditos Bastardos’.

4 comentarios:

i-chan | 11 de enero de 2010, 17:18

Sin lugar a dudas, todos ellos filmes recomendables. 'Avatar' es el único que no he visto (todavía está difícil lo de conseguir entradas).

El que menos me convence es 'El luchador', que me parece bastante inferior a los trabajos inmediatamente anteriores de Aronofsky (aunque al menos es más digerible que 'Pi'), pero conozco a mucha gente que le ha encantado. Aunque personalmente, el Oscar al mejor actor se lo habría dado a Richard Jenkins de calle. Rourke está muy bien... pero básicamente se interpreta a sí mismo, lo cual tampoco tiene tanto mérito.

De 'El secreto de sus ojos' lo que menos me caló precisamente es la historia de amor, me pareció muy poco creible. Y me parece que la resolución de la trama se estira demasiado. Con todo, un film muy recomendable repleto de muchos buenos momentos. Seguro que gana con los sucesivos visionados.

Realmente Danny Boyle fue el único director de 'Slumdog Millionaire', pero Loveleen Tandan, que era la directora de casting en la India, se excedió de sus funciones y durante todo el rodaje en Asia ejerció de puente cultural entre el realizador y los actores, y le dio a Boyle muchas ideas nuevas y creo que hasta acabó haciéndose cargo de la segunda unidad, así que el realizador decidió concederle el título honorífico de 'co-directora'.

'Donde viven los monstruos' no creo que sea tanto una película como la soledad ('Lars y una chica de verdad' sí sería una película sobre la soledad) como sobre el fin de la infancia, si bien es cierto que el miedo a la soledad es uno de los mayores temores de su protagonista.

Coincido en que 'Si la cosa funciona' es uno de los mejores títulos de Woody Allen de la última década y que 'Agora', si bien es mucho más irregular que el resto de los anteriores filmes de Amenábar, ha sido injustamente infravalorada, sobre todo en comparación con lo mucho que se ha hinchado 'Celda 211', filme que no es inferior al de Amenábar, pero tampoco es demasiado superior.

Frizork | 12 de enero de 2010, 0:26

Coincido bastante con la lista aunque quizás la pondría en otro orden. Malditos Bastardos no terminó de gustarme, aunque hay un par de escenas que seguramente sean de mis favoritas de Tarantino. Ágora, El Luchador y Avatar son las tres películas que más me han gustado este año (aunque todavía me quedan algunas por ver, tengo Celda 211, Donde viven los Monstruos y 500 Días juntos están en mi lista)

reAper | 12 de enero de 2010, 16:33

Personalmente, me resultó complicado terminar de ver 'Pi (fe en el caos)'. Todo en ella es tan críptico que, en un único visionado, me dejó con una sensación de no haber entendido nada.

Sobre Loveleen Tandan a eso me referia exactamente, se excedió en las funciones que en un primer momento iba a desempeñar, y, dicen por ahí, acabó dedicándose a la segunda unidad de la cinta. Por eso hice el comentario, porque aun habiendo trabajado en una amplia parte de la película, parece que nadie sabe que estuvo tambien detras de la historia.

Y totalmente de acuerdo con lo que comentais sobre Ágora. Si bien no es la gran obra maestra de Amenabar, si es una cinta con una elevada calidad injustamente denostada.

Frondoso | 18 de enero de 2010, 20:50

¡Qué raro que a Frizork no le convenza una película del bueno de Quentin!

Habiendo visto "Malditos bastardos" y "Avatar" (ésta en 3D, y es por ello que sufrí lo indecible para conseguir una entrada), yo invertiría las posiciones, reAper. A diferencia del filme de Cameron, el de Tarantino posee una historia en absoluto predecible y unos diálogos fascinantes, además de la impagable interpretación de Cristoph Waltz que se ha visto recientemente recompensada con un Globo de Oro, pero no en la categoría de mejor actor principal, no, sino en la de mejor actor secundario, algo incomprensible. "Avatar" no permanecerá en mi memoria ni por su guión ni por el trabajo de sus actores, sino por la belleza de sus imágenes, que quitan el hipo, por su mensaje ecologista y, por supuesto, por el uso de la tecnología 3D. No obstante, hay que reconocer que, a pesar de la simpleza y predecibilidad de su historia, que recuerda a "El último samurai", está muy bien llevada, y no aburre en ningún momento, algo nada fácil si tenemos en cuenta su larga duración, pero no alcanza el grado de maestría de "Malditos bastardos". Ésta es, sin duda, la mejor película del año. Al menos, de las que yo he visto.

Otras que enumeras y sí he visto son: "El curioso caso de Benjamin Button", que me aburrió soberanamente, y ni de lejos situaría en la tercera posición; "Slumdog Millionaire" que, efectivamente, es una muy buena película, aunque algunos movimientos de cámara me resultaron mareantes; y "Ágora" que, sin ser lo mejor de Amenábar (creo que "Mar adentro" es su obra maestra, por lo menos de las que he tenido ocasión de visionar), no es una mala cinta, yo diría que es correcta. Se le dio un "bombo" excesivo en su día. "Celda 211" me pareció superior.

Publicar un comentario