'Una feliz Navidad', Patxi Freytez también fue enterrado vivo


No, no es que me haya equivocado al mirar la fecha del calendario. Simplemente he pensado que el estreno de la imprescindible Enterrado —¡todos a verla al cine ya!— nos sirve como excusa perfecta para revisitar un corto de 2001 que tiene no pocas coincidencias argumentales y estéticas con el último film de Rodrigo Cortés. En ella, el guionista y realizador Julio Díez encerraba vivo en un ataúd a Patxi Freytez... con un mechero y un teléfono móvil. ¿Les suena? Dentro de ese ataúd, Freytez vivirá situaciones muy parecidas a las de Paul Conroy, aunque en un tono más humorístico y jocoso —aunque tampoco mucho más, Buried también tiene mucho de comedia negra—.

Algunos pensarán: ¿casualidad o plagio? Teniendo en cuenta que el abanico de vivencias que se pueden experimentar en el interior de un ataúd no es que sea especialmente amplio, tampoco debería extrañarnos que Julio Díez y Chris Sparling hayan imaginado situaciones parecidas. Y aún en caso de que Sparling conociera el corto de Díez —al fin y al cabo, está disponible en la red con subtítulos en inglés—, tampoco es que el español hubiera hecho algo que no se había hecho antes; el miedo a ser enterrado vivo es una fobia de lo más común que ya ha sido tratado en literatura, cine y televisión en numerosas ocasiones. Por otra parte, es evidente que no es lo mismo mantener a alguien enterrado durante 10 minutos que hacerlo durante 90, y además sin salir en ningún momento del ataúd. Pero ya veréis como si la película tiene éxito comercial, no tardarán en aparecer las típicas acusaciones de plagio reclamando su parte del pastel, y a los numerosos antecedentes me remito. Sea como sea, disfrutad del corto de Díez si aún no lo habéis visto, porque es el perfecto complemento del largometraje de Cortés para este fin de semana.

Nota: En el vídeo que encabeza el post están cortados la frase final del corto y los títulos de crédito. Podéis ver en corto completo en Google Videos, pero a bastante peor calidad.

10 comentarios:

David | 2 de octubre de 2010, 18:15

http://nextwednesdayinstead.blogspot.com/2010/10/review-buried.html

Y me permito añadir que este pavo sabe lo que dice.

i-chan | 2 de octubre de 2010, 18:31
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
i-chan | 3 de octubre de 2010, 6:46

a director over-compensating for the lack of movement and space, with zooms, pan outs and other visual tricks that entirely miss the point of the film. I thought a movie set entirely in a box would be entirely about the lack of movement and space. Huh?

Afirmación chorra número uno y que, para ser un tipo que tanto sabe, demuestra no haber entendido ni siquiera the point of the film.

if there's a single person who comes out satisfied by that and not wanting to punch someone or something in the face then, well you are a more tolerant man then me.

Otra cosa que no ha entendido. Precisamente la intención de la película es esa. Este film es cualquier cosa menos condescendiente. En cualquier caso, espero aportar dentro de unos días un análisis de la película bastante más interesante que ese.

i-chan | 3 de octubre de 2010, 6:52

Por cierto, independientemente de si la película gusta o no, cuando ahí arriba digo que su visionado es "imprescindible" no lo digo porque la película sea tan buena que no haya que perdérsela, sino que no hay que perdérsela porque es una experiencia única, y verla fuera de una sala de cine no tiene ningún sentido. Todo aquel que se considere a sí mismo cinéfilo no debería perdérsela, porque si deja pasar la oportunidad luego ya no podrá disfrutarla como se debe (a no ser que tenga una sala de cine casera, claro, que desgraciadamente no es mi caso).

Juan Solo | 18 de octubre de 2010, 2:39

Las "similitudes" entre este mal corto y Buried son de broma, ¿no? Supongo que nadie pensará que hay ninguna relación entre la MARAVILLA que es Buried y este mediocrísimo corto sin gracia. Estilísticamente, es muy torpe, el sentido de la luz, nulo (con ese relleno para la cara, a años luz de la valentía y sentido narrativo y estético de Buried), la planificación torpísima y simplona. Además, ni siquiera hay 10 minutos de ataúd, casi todo pasa en el funeral o el cementerio, en el ataúd no estaremos mucho más de 3 minutos, frente a los 90 y pico de Buried. Y la escriura es pésima y, de hecho, es todo lo que no es Buried (aquí Patxi no hace más que hablar consigo mismo, recurso torpe donde los haya, al que no recurre Buried, más allá de algún "fuck" o interjección lógica similar, y menos con monólogos o reflexiones en voz alta).

Pero viene muy bien ver este corto para ser aún más conacientes de la complejidad de la propuesta y admirarse con el resultado de Buried. Lo malo de hacer bien algo imposible, es que de repente parece fácil. Y NO LO ES.

Bravo Cortés.

Iván Blanco | 19 de octubre de 2010, 0:39

Bueno, Juan, es obvio que hay un abismo entre los resultados de ambos trabajos. Buried es una gran proeza técnica y narrativa sin precedentes y Una feliz Navidad es un trabajo más o menos simpaticote pero bastante torpe. Pero eso no quita que haya un par de situaciones a las que se enfrenta el personaje de Freytez que sean casi calcadas (a nivel de guión, no de puesta en escena, obviamente) a otras de la película de Rodrigo y eso, al menos a mí, me hace cierta gracia.

Con todo, estoy muy de acuerdo con tu segundo párrafo. Ya he oído a varias personas comentar que esta película "la puede hacer cualquiera", como si hacer travellings dentro de una caja de pino o iluminar toda una escena únicamente con la luz de un mechero fuesen cosas fáciles. Rodrigo ha hecho que parezca tan fácil rodar una película dentro de un ataúd, que a muchos les parecerá que el film "no es para tanto", quizás esa sea lo peor de todo. Supongo que es mucho más espectacular hacer que ciudades enteras se doblen sobre sí mismas gracias a la magia del CGI.

Saludos.

Juan Solo | 24 de octubre de 2010, 15:39

Yo he hecho un ejercicio con los que dicen "no es para tanto". Me he metido en los blogs que participan y he leído los comentarios de hace un año, cuando se empezaba a hablar de la propuesta de la película. Curiosamente, todos la consideraban inviable, imposible, un seguro coñazo. Y aseguraban que habría flashbacks y escenas en el exterior, porque, si no, sería imposible. Un año después, lo IMPOSIBLE les parece fácil (y ése es el enorme mérito de Cortés). Hace un año nadie daba un duro por la película; un año después, se estrena en todo el mundo con críticas increíbles en todos y cada uno de los países, y hay quien dice "lo podría haber hecho cualquiera". Una película entera en una caja. Creo que no somos conscientes de lo que significa eso. Abrid un momento el armario de vuestra habitación, meted la cabeza, e imaginad una película de más de hora y media ahí dentro. A mí me dan mareos sólo de pensarlo.

Iván Blanco | 24 de octubre de 2010, 16:13

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Juan. Pasa un poco lo mismo con la pintura abstracta. No sé si conoces, por ejemplo, un pintor holandés de principios del siglo XX, llamado Piet Mondrian. Sus cuadros eran composiciones de líneas negras y rectángulos de colores primarios sobre un lienzo blanco, y que respondían a una manera personal que tenía él de entender la pintura. Cualquiera persona de la calle ve esos cuadros y se dice: ¿qué mérito tiene esto? ¡Si lo puede hacer cualquiera! Sí, claro, una vez hecho, parece muy fácil. Pero, si es tan fácil, ¿por qué no lo ha hecho nadie antes? Puede que a lo mejor, en cuanto ejecución, los cuadros de Mondrian (o de otros pintores abstractos como Kazimir Malévich) parezcan más sencillos de realizar que un cuadro de, por ejemplo, El Bosco, ¿pero a quién se le ha ocurrido la idea? ¿Quién es el que ha derribado la concepción tradicional de la pintura y se ha atrevido a sumergirse en territorios inexplorados del arte, de manera casi suicida, y salir victorioso de ello?

Los trucos de magia también parecen "tirados" una vez que te cuentan el mecanismo, pero si hacer ilusionismo fuese tan fácil y tan elemental, todos seríamos magos, ¿no? La gente no comprende que las cosas que parecen "simples", realmente son muy complejas, y que a esa aparente sencillez sólo se llega a través de un proceso de trabajo intelectual muy duro. Siempre me gusta citar un célebre cita de Picasso que creo que ilustra a la perfección lo que quiero decir: «Pintar como los pintores del renacimiento me llevó unos años, pintar como los niños me llevó toda la vida.»

Juan Solo | 25 de octubre de 2010, 3:15

Y ese ejemplo ni siquiera es aplicable a Cortés, en Buried, porque no hace una cosa simple que parece simple pero que es idea suya, sino que desarrolla una película técnicamente complejísima con una sabiduría narrativa inaudita y un dominio del medio acomplejante. He visto la película dos veces en el cine, y la primera me cautivó, pero la segunda me dejó anonadado. Pura maestría, al alcance de sólo los más grandes.

Iván Blanco | 26 de octubre de 2010, 14:49

En cualquier caso, la moraleja es la misma: lo que parece muy sencillo, a menudo es el fruto de un esfuerzo intelectual, técnico y artístico enorme, que a veces no se ve, pero está ahí. Es evidente que para cualquiera que tenga unos mínimos conocimientos de cinematografía sabe que hacer esta película conlleva una complejidad técnica tremenda, pero para el público de la calle que jamás ha tocado una cámara ni se fija en cómo están hechas las películas, es difícil percibir dicha complejidad.

Publicar un comentario